Fig. 2. El Dr. Tello en su laboratorio en su primera Úpoca.