Fig. 5: CÚlulas tumorales EMA positivas.